Consejos para planificar tus viajes


Desgraciadamente, por causas económicas o laborales, nos gustaría disponer de más tiempo del que nos gustaría cada vez que vamos de viaje. Antiguamente, era común el uso de chinchetas, o marcas en los mapas cada vez que queríamos viajar.

Hoy en día, gracias a la tecnología, podemos optimizar nuestro tiempo cuando visitamos una determinada ciudad. Una buena herramienta para viajar es Google Maps. Con ella podremos consultar los puntos que tenemos guardados en cualquier momento del viaje, poner nuestras chinchetas, etc,.. Es una herramienta maravillosa para el viajero, pero tiene algún que otro inconveniente. El primero puede ser el uso excesivo de batería, que nos obligará a llevar con nosotros una batería adicional que haga que nuestro smartphone no muera en el intento. El segundo problema es que únicamente disponemos de aplicación en dispositivos Android.
Para solucionar estos problemas anteriores, puede ser interesante consultar a alguna página web que utilice los Mapas Google España. En el caso de esta web, puedes incluso descargarte callejeros de las ciudades.

La segunda parte de nuestro artículo es sobre el tema de desplazamientos. Para ayudarnos a trazar una ruta que incluya desplazamientos, es recomendable analizar cuanto tiempo nos va a costar desplazarnos de un punto a otro. Muchas veces, pensamos que la separación entre un punto A y un punto B cuesta un número determinado de horas y nos equivocamos. Un buen ejemplo de ello puede ser cuando se trata de carreteras de montaña, donde un recorrido de 60 kilómetros, nos puede llegar a costar más de una hora.
Otro buen ejemplo puede ser países del Este, como Polonia. Si nos preguntamos, como llegar de Varsovia a Gdansk por carretera. Nuestra cabeza nos dirá una cosa, y la realidad será otra.

Otras recomentaciones 
         

    ¿Te imaginas tener la idea de que te va a costar un trayecto tres horas, y en realidad sean más de cinco? ¿Cuantas ganas de ver cosas te van a quedar cuando llegues a Gdansk? Ninguna. Pues por esa razón es recomendable planificar.

    Otra buena razón, es evitar dar vueltas innecesarias. Si queremos visitar los puntos A, B y C, probablemente, a simple vista sea recomendable ir del punto A al B y del B al C. Pero hay veces que las cosas son de una manera sobre el mapa, y la realidad es otra. Un buen ejemplo es cuando entre el punto A y B, que sobre mapa parece que estén al lado, y tienen entre ellos una sierra con una carretera de montaña. Es un ejemplo que en los Pirineos se suele dar con frecuencia. Sobre el mapa parecía una cosa, pero luego resulta que desde A a C podríamos haber ido por una carretera más apropiada y, desde allí, haber ido a B.

    Desgraciadamente, nos solemos confiar (yo el primero) y nos damos cuenta de este tipo de error cuando estamos allí y hemos gastado mucho tiempo del necesario. Cuando estás viajando, el dinero tiene su valor y se puede recuperar. Por desgracia, el tiempo no.