Día 9. Rafting en el río Krutynia, visita a Augustow y llegada a Bialystok


Aprovechando nuestras últimas horas en Masuria, teníamos que aprovechar que el río Krutynia ya pasaba al lado nuestro para hacer un poco de piragüismo. Desde el mismo camping nos facilitaron las piragüas a un precio muy razonable.


El río Krutynia es un río bastante caudaloso, en comparación con los ríos españoles, y muy muy tranquilo, por lo que disfrutar de un paseo en piragua es bastante agradable y demandado entre los polacos.
Durante el recorrido lo más anecdótico fue cuando una oca nos amenazó al estar demasiado cerca de su criatura, y que conste que fueron ellos los que se acercaron.

Tras la vuelta, partimos dirección Augustow, una ciudad que nos recomendaron. De dicha ciudad destacamos el casco antiguo, precioso como el de cualquier ciudad polaca, pero sin pasarse, el menú que nos cascamos por cinco euros cada uno y, por último, el famoso canal, lleno de embarcaciones y establecimientos, está bien, pero después de Masuria es difícil sorprendernos.


Nuestro último punto del día es en Bialystok, donde pasaremos la noche antes de partir a Lituania. El centro de Bialystok está bastante bien, una plaza en forma alargada, edificios cuidados a ambos lados y una enorme Catedral al fondo. Cerca de aquí encontramos un enorme palacio y unos jardines dignos de recorrer.

 

Otros artículos recomendados