Visita al Guetto Judío de Trebic. Que ver en Trebic


Tras nuestra visita a Telc tocaba la siguiente etapa. La visita al guetto judío de Trebic. Para ello nos dirigimos a la estación de autobuses de Telc donde cogemos el autobús. Para ir a Trebic desde Brno puedes coger el tren, en alrededor de una hora te llevará a tu destino. El trayecto duraba 45 minutos, muy emocionantes por la montañosa carretera y la velocidad del autobús. Razón, por la cual, decidimos que la etapa a Brno sería en tren.

 

Basílica de San ProcopioUna vez llegas a Trebic, desde la estación es muy fácil llegar al guetto. Aunque no se trate de una localidad precisamente turística, en todo momento te indican como ir al guetto.

Basílica de Procopio de Trebic

Primero de todo visitamos la Basilica, rodeada por unos preciosos jardines y en los que se estaba celebrando una boda. Esta Basílica, al igual que el Guetto son Patrimonio de la UNESCO desde 2003.

Basílica de San Procopio, parte exterior (Trebic)El día que realizamos la visita, excepto la gente que había de la boda, no encontramos absolutamente a nadie por la calle. Eso sí, si que encontramos a algún elemento de los que dan miedo.

 

 

 

El Guetto Judío de Trebic

Ya en el guetto, uno de los más grandes y mejor conservados. A pesar de ser un domingo a mitad mañana, tampoco había mucho movimiento, por lo que, tampoco era muy agradable pasear por allí. Del Guetto de Trebic se puede decir que no hubo ningún sobreviviente del Holocausto. Las decenas de miles de personas que vivían allí fueron enviadas al campo de concentración de Auschwitz.

En la parte superior de la ciudad, otra de las cosas que hay que ver en Trebic, es el cementerio judío. Para ir a él basta con guiarte con las indicaciones que encontrarás en la ruta.

 

Una vez visitado, nos dirigimos a la estación de tren, con el tiempo justo para tomarnos una sopa en el bar de al lado de la estación, a cuyo salón daba miedo entrar, por 25 coronas. La sopa estaba de muerte.

La estación de tren era curiosa, por dentro era sucia y oscura, por fuera, cuando llegaba el tren tenías que andar entre las vías para cogerlo.

En poco más de una hora llegaríamos a Brno, la segunda capital checa, donde dispondríamos de tres de horas para dar una pequeña vuelta.

Os dejo con más fotos del Guetto. Queremos agradecer a Jarda Caha por habernos enviado su colección de fotos de Trebic. Thanks Jarda Caha

Otros artículos recomendados