Visita a Varsovia. Que ver en Varsovia


Para ir a Varsovia desde Zakopane elegimos la opción nocturna, el tren hotel que en 10 horas nos llevaba de un punto a otro.

Tal y como estaba previsto, a las 8 de la mañana llegamos a Varsovia. Con un solazo que parecía que fueran las 12 de la mañana desayunamos en un parque al lado de la estación. Al poco tiempo nos dimos cuenta que allí corramos peligro de ser atracados.

Cuando termines el artículo te recomendamos echarle a un vistazo a El jardín de la Universidad de Varsovia en imágenes  Imágenes de Varsovia nocturna  Varsovia en imágenes 

Ministerio de cultura de Varsovia

Lo primero que nos encontramos al llegar a Varsovia, fue  el enorme edificio del Ministerio de Cultura, un gigantesco edificio que en su día fue un regalo de Stalin a Varsovia. 

Monumento al soldado desconocido de Varsovia

A mitad camino entre la estación de trenes y la plaza real, nos topamos con el monumento al soldado desconocido, en el que dos guardias la custodian día y noche.

Plaza Real de Varsovia

A unos 15 minutos andando desde la estación de tren llegamos a la plaza principal. Ese día había algún tipo de celebración y habían expuestos vehículos de guerra antiguos y fotografías de guerra.

Más tarde topamos con el museo de la Segunda Guerra Mundial, donde salimos con los pelos de punta. Varsovia fue totalmente arrasada. En este museo, por ejemplo, se veía la evolución de la reconstrucción de la ciudad, la cual se hizo a través de fotografías.

Tras descansar un poco, descubrimos uno de los mejores manjares de Polonia, los pierogis, y todo desde la plaza principal y por menos de 10 euros, un placer.

Por la tarde, ya con mucha más gente en las calles, visitamos el casco antiguo, uno de los más bonitos de Europa según algunas revistas. Y pasear al lado del río Vistula. Todo ello acompañado de talentosos músicos en cualquier rincón de la calle.

Otros artículos recomendados