Todo lo que debes de saber de Río de Janeiro. Que ver en Río de Janeiro


Rio de Janeiro es conocida como la Ciudad Maravillosa. Este apodo le hace justicia y con razón. En las siguientes entradas te explicaremos las mejores opciones para visitar Río de Janeiro y sus atractivos.

Rio es la segunda ciudad de Brasil con aproximadamente seis millones y medio de habitantes y doce millones de habitantes contando toda su área metropolitana. Después de Sao Paulo y Buenos Aires se trata de la tercera área metropolitana más grande y poblada de Suramérica. Es perfecta para visitar a lo largo del año, ya que su temperatura media anual siempre ronda los 25ºC, de tal manera que puedes ir durante todo el año en manga corta. Si bien es cierto que durante los meses de mayo, junio y julio oscurece muy temprano y cerca de las 17:00-18:00 ya es casi noche cerrada.

Cuando termines el artículo te recomendamos echarle a un vistazo a Imágenes desde Brasil 

Que ver en Río de Janeiro

El centro de Río de Janeiro

Otras recomentaciones 
         

    Se trata del barrio financiero propiamente dicho. Con una gran actividad y fervor en las calles a lo largo del dia y en las horas puntas. Así mismo, durante los días festivos estará completamente desierto. Te recomendamos que tomes un paseo durante el atardecer por la Rua Uruguaiana, la Avenida Rio Branco así como en la Plaza XV de Novembro. No marches del Centro son visitar la Confetaria Colombo, la más celebre e antigua de la ciudad, situada en la Rua Gonçalves Dias 32. Si tienes hambre, también te recomendamos que te sientes y descanses en cualquiera de las terrazas de la Rua Sao José.

    El barrio de Lapa

    Junto con Saúde son los barrios más vibrantes durante la noche carioca. Con multitud de bares i clubes para escuchar música. Una parada obligatoria es la Escalera Selarón en la Rua Joaquim Silva, así como la Plaza Cardenal Cámara con unas vistas sobre los arcos de Lapa dónde un tranvía comunica el barrio de Lapa con el de Santa Teresa. Si tienes hambre, podrás encontrar comida a buen precio en Barbieri (Avenida Mem de Sá, 90) i si gustas de escuchar música carioca en directo por la noche tu lugar es el Clube dos Democráticos en Riachuelo, 90.

    El barrio de Saude

    El Barrio más antiguo y que aún conserva buena parte de su arquitectura colonial. Imprescindible pasear de noche por la Rua Sacadura Cabral dónde podrás comer a buen precio y tomarte una cerveza bien fría. Por la noche es obligado visitar la Pedra do Sal y la Rua Sap Francisco da Prainha, dónde hay númerosos bares y música en la calle durante la noche.

    Barrio de Ipanema

    El barrio de Ipanema es un barrio con un poco más de poder adquisitivo que Copacabana y por tanto un poco más residencial. Esto no quita que te des un paseo y a lo largo de su playa con vistas hacía Leblon, el barrio más al sur de Ipanema i las favelas de Vidigal i Rocinha que se enfilan por los morros cariocas.

    Será parada obligatoria el bar Garota de Ipanema en la Rua Vincius de Moraes 40, dónde el mismo Vinicius i Tom Jobin compusieron la mítica canción de bossanova Garota de Ipanema. Al otro lado del barrio encontrarás la Lagoa Rodrigo da Freitas, un inmenso estanque natural alrededor del cual se encuentran algunas de las viviendas más exclusivas de la ciudad.

    Más cosas que ver en Río

    Pao de Açucar

    La visita a Pao de Açucar es seguramente uno de los morros más famosos de Rio y que parte el litoral de Rio en dos partes. Por un lado las playas de Flamengo y Botafogo y por otra Ipanema y Copacabana. A sus pies encontrarás el pequeño ya cogedor barrio de Urca, si dispones de tiempo puedes tomar un paseo por sus tranquilas calles y calles rebosantes de vegetación. Alrededor del Pao de Açucar encontrarás también algunas pequeñas playas, que no tienen tanto renombre pero que si buscas playas más tranquilas y de tipo más “caleta mediterránia” te las recomendamos encarecidamente. Se tratan de la playa Vermelha, playa de Fora, playa de Urca y la playa da Urca.

    Indispensable visitar el Pao de Açucar a través del Bondinho. El celebre teleférico que los amantes del cine recordaran de la mítica escena de Roger Moore, en el Papel de James Bond en Moonraker. El teleférico lo podrás tomar en la Plaza general Tiburcio y comunica el barrio de Urca con la cima del Pao de Açucar, dónde podrás gozar de excelentes vistas de la ciudad desde otra perspectiva distinta que la del Cristo Redentor. El trayecto en el teleférico para poder gozar de las vistas te costará 62 reales.

    El Maracaná de Río de Janeiro

    La Visita a Maracaná en Río de Janeiro es visitar el estadio de fútbol por excelencia. Se puede visitar todos los días excepto los días de partido. Podrás llegar con metro parando a la estación de Maracana y una vez allí te quedará el estadio en tus narices, no hay perdida.

    Desde aquí te recomendamos que si lo quieres visitar vayas a un partido de cualquiera de los tres equipos que juegan allí (Flamengo, Fluminense o Botafogo) puesto que es fácil comprar una entrada y resulta más barato que realizar el tour turístico. Para que tengas una idea el tour cuesta unos 75 reales y por 50 reales podrás ver un partido de futbol en Maracana.

    La playa de Copacabana

    La playa de Copacabana, junto con la de Leme que está enganchada, forman una de las playas más concurridas de Rio. La playa toma el nombre del barrio. Un barrio muy tranquilo dónde la vida y la actividad se articula a lo largo de la Rua Barata Ribeiro y la Avenida Nossa Senhora da Copacabana, dónde podrás encontrar desde supermercados, bancos a cualquier cosa que puedas necesitar.

    A lo largo de la playa encontrarás diferentes puntos de venta ambulante de diferentes recuerdos así como vestuarios con baño, duchas y taquillas dónde por unos 6 reales aproximadamente, podrás dejar tus cosas y disfrutar de un baño en una de las playas más famosas del mundo y después continuar con tu visita a la ciudad. Si estás allí por la noche, te recomendamos que visites el bar Bip Bip en la Rua Almirante Gonçalves 31: cerveza fresquísima a 5 reales i música brasilera en directo.

    Las Favelas de Río de Janeiro

    Cuando decimos que Rio de Janeiro es uno de los principales exponentes de las ciudades latinoamericanas, nos referimos también a su composición social dónde la riqueza y exuberancia se mezclan con la pobreza y la falta de acceso a recursos básicos. Una consecuencia de esto han sido la proliferación de las favelas, una realidad social que se han convertido también un sello de identidad de Rio.

    En primer lugar te recomendamos que te quites de la cabeza todos los perjuicios que puedas tener al escuchar este término. En las favelas vive gente normal con sus trabajos y sus problemas diarios, y la mayoría de ellas están pacificadas. Prueba de ello es que desde los diferentes hosteles y hoteles han proliferado los operadores que ofrecer hacer una visita a una de las favelas más emblemáticas y la más grande de América Latina. La favela Rocinha, dónde viven cerca de 300.000 personas.

    Si tienes tiempo te recomendamos que te acerques y las visites, siempre habiendo concertado la visita con las operadoras. Una vez allí, sigue los consejos de los guías, sé respetuoso y no hagas ostentación. También existen visitas guiadas a las favelas de Vidigal, muy cerca de Rocinha, y la de Santa Marta, en el barrio de Botafogo. El precio de las visitas ronda los 50 reales.

    El Cristo Redentor de Río de Janeiro

    Seguramente uno de los principales atractivos turísticos de Rio. Te recomendamos que sea tu primera visita del día. Por la siguientes razones:
    1. El calor: Se trata del punto más elevado de Rio y no hay lugar posible para esconderte del sol tropical.
    2. Las aglomeraciones: Se trata del sitio más turístico de Rio y todo el mundo tiene pensado ir allí. Si madrugas podrás visitar el Cristo sin tantas aglomeraciones.
    3. El sol: Las vistas que tendrás sobre la ciudad a primera hora del día serán magníficas tanto si quieres fotografiarte con el Cristo o fotografiar la ciudad. Si por el contrario optas por ir durante la tarde tu famoso retrato va a quedar empañado porqué tendrás el Sol justo detrás del Cristo.

    Como llegar al Cristo Redentor

    Es posible visitar el Cristo Redentor a partir de las 8 de la mañana. Para llegar la fórmula más común es tomar uno de los números autobuses que llevan hacía la estación de ferrocarril de Cosme Velho. Hay númerosos buses que te pueden llevar allí. Si lo prefieres puedes ir en metro y bajarte en la parada Largo do Machado y entonces andar alrededor de unos 25 minutos a lo largo de la Rua Cosme Velho hasta llegar. Una vez allí, tienes dos opciones. En primer lugar y la más recomendable es que compres el billete para llegar al Cristo en la estación de Ferro de Cosme Velho (51 reales), para llegar a los pies del Cristo Redentor. El trayecto del tren es de unos 20 minutos que transcurren por el interior del Parque Natural de Tijuca.

    Si lo deseas, también puedes pagar un servició de furgonetas que te lleva hasta los pies del Cristo por la carretera. Sin embargo es un servicio más caro y que solo te aconsejamos que uses si hay una cola muy larga para la compra de billetes de la estación.

    Otras cosas que ver en Río de Janeiro

    Niteroi: Si te sobra algo de tiempo, te recomendamos que te rasques el bolsillo y pagues la dolorosa cantidad de 10 reales precio de ida y vuelta (unos 3 euros) para tomar el ferri a Niteroi. El ferry cruza la bahía de Rio en aproximadamente unos 20 minutos y tiene un servicio continuado y amplio. Te recomendamos especialmente que lo hagas durante el atardecer, si te gusta sacar fotografías, obtendrás una fotografías de la bahía así como de Río muy bonitas y con una luz excelente.

    – Si te sobra tiempo también puedes visitar el Parque Nacional de Tijuca, de trata de un parque enorme (casi del tamaño de Barcelona) en medio de la ciudad. Y en este caso olvídate de la idea de un Central Park. Se trata de un parque selvático, con caminos de trekking, vegetación selvática y morros. El parque posee circuitos de trekking bien señalizados en los que podrás gozar de la naturaleza atlántica y selvática si salir de la ciudad.

    – También puedes visitar el Sambódromo en la Rua Marques de Sapucaí. Se trata de una calle peatonal, que en vez de tener edificios a lo largo de la calle, tiene gradas y conduce hacia la Plaza del Apoteose. Lugar final de la desfilada de los carnavales de Rio. Si decides ir allí, te recomendamos que vayas con luz de día y que te pares en la estación de metro Presidente Vargas. Está a 10 minutos andando del barrio de Lapa.

    – Rio se encuentra en una zona tropical. Por nada del mundo se te ocurra olvidarte del repelente antimosquitos te salvará de más de un problema.

    – Los brasileños tienen la costumbre en los establecimientos, restaurantes, etc… de tener el aire acondicionado muy alto. Puede ser que al entrar en algún restaurante o edificio, pases a tener frio. Lleva contigo en la mochila una chaqueta por si las moscas.

    Como moverse por Río de Janeiro

    Rio ofrece una gran variedad en cuanto a la movilidad por la ciudad. Es una ciudad abierta al mar y con grandes playas alrededor de la cual se estructura la ciudad. Pese a tener también los morros (montes) en los que se alzan números barrios (algunos de ellos favelas) existe la posibilidad de desplazarse con el servicio público de bicicletas Bike Rio que es absolutamente gratis. Solamente tienes que descargarte la aplicación a tu dispositivo móvil y registrarte antes de empezar a usarlo. La movilidad mediante bicicleta esta muy bien organizada con carriles segregados de bicicleta a lo largo del litoral carioca.

    También puedes disponer del servicio público de metro y autobuses. Este servicio tiene un billete de transporte integral que puedes adquirir en cualquier estación de metro y realizar cargas a partir de 5 reales (1,25 euros aproximadamente), también podrás adquirir viajes individuales. En el metro estos te costarán 3,70 reales (unos 92 céntimos), la misma cantidad se te descontará si adquieres una tarjeta y la vas cargando. En el caso del bus, el precio de los viajes es de 3,40 reales (unos 85 céntimos). Pese a que la red de metro no es muy extensa y no cubre bien todas las zonas de la ciudad, une perfectamente el centro de la ciudad con los barrios turísticos y las playas; además su frecuencia de paso es más que aceptable. Por lo que respecta a los buses, la red es infinitamente más amplia y funcionan a lo largo de las 24 horas del día, con distintas frecuencias, pero estas son muy altas los días laborales y en horas punta.
    También hay la posibilidad de desplazarse en taxi. El precio es pactado con el taxista y hay estándares. No podrás negociar mucho, porqué todos los taxistas se mueven dentro de los mismos parámetros. Sin embargo tienes que tener presente que Rio los atascos de tráfico en Rio son monumentales y tanto si decides usar el autobús como el metro en hora punta o para adentrarte en el centro de la ciudad en día laborable te tendrás que armar de valor y paciencia.

    Como llegar a Río de Janeiro

    Las fórmulas más comunes para llegar a Rio de Janeiro son mediante los servicios de líneas regulares de autobuses, que llegan a la Terminal Rodoviaria Novo Rio. Desde allí puedes enlazar con líneas de autobuses urbanos, puedes llegar a la estación de metro andando alrededor de 20 minutos.

    También puedes llegar en tren en la Terminal Central Rodoviária Central, esta enlaza directamente con la red de metro de Rio.

    Finalmente, puedes llegar con avión. Rio dispone de dos aeropuertos, el aeropuerto Santos Dumond, integardo casi perfectamente en la ciudad de Rio y con el que se puede acceder desde la ciudad y viceversa muy fácilmente, ya sea con taxi o líneas de buses municipal. Si por el contrario llegas des del Aeropuerto Internacional Galeao, la línea de bus 2018 comunica el aeropuerto con el centro de la ciudad y los barrios de Copacana e Ipanema a un precio de 14,65 reales (unos 4,7 aproximadamente). Este servicio es altamente recomandable ya que se trata de autocares con aire acondicionado y servicio WI-FI a un precio más que razonable.

    ¿Me gustará Río de Janeiro?

    Rio te gustará si…
    – te gustan las ciudades bulliciosas
    – te gusta Roma
    – te gusta Lisboa

    Rio te puede decepcionar si…
    – te gustan las ciudades de urbanismo racional
    – te gustan las ciudades nórdicas
    – no te gusta moverte mucho

    Jordi Aranda
    https://instagram.com/jordiaranda/
    https://twitter.com/jordiaranda

     

     

    Otros artículos recomendados

    No se encontraron entradas.