Málaga, la ciudad que enamora hasta los poetas


Siempre te ven mis ojos, ciudad de mis días marinos.
Colgada del imponente monte, apenas detenida
en tu vertical caída a las ondas azules,
pareces reinar bajo el cielo, sobre las aguas,
intermedia en los aires, como si una mano dichosa
te hubiera retenido, un momento de gloria,
antes de hundirte para siempre en las olas amantes.

El poeta le dedicaría este poema a la ciudad de Málaga. Ciudad que siempre recordaría por su adolescencia en la costa andaluza, así como el descubrimiento del primer amor por aquellas tierras. Pero no solo sería el poeta sevillano quien le dedicase un poema, también llegaron los versos de Luis Cernuda, José Infante, Jorge Guillén. Málaga es una ciudad que enamoró en el pasado a estos grandes poetas y que continúa encandilando a miles de personas en cada visita.

¿Dónde hospedarse en Málaga? La mejor opción sería hospedarse en un hotel en Málaga. Iberostar ofrece la posibilidad de elegir entre Marbella, Estepona y Torrox Costa. La mejor opción es el Iberostar Costa del Sol situado en Estepona puesto que está a pie de playa y además es muy fácil moverse con facilidad desde aquí. No importa la época porque la zona de Málaga es uno de los lugares que reciben más exposición al sol. Su buen clima hace que sea el destino perfecto para cualquier época del año.

Si se opta por quedarse en este hotel será posible hacer no solo turismo en Málaga sino en esta bonita ciudad. Tiene un centro histórico considerado uno de los más bonitos de la Costa del Sol. Resalta por su decoración típica andaluza: macetas de geranios y las casas encoladas. También se puede visitar las ruinas del Castillo San Luis mandado a construir por los Reyes Católicos en el siglo XV. Para aquellos amantes de la botánica desde 2015 sobre una loma se encuentra un amplio orquideario. Aunque contiene numerosas especies, pero las orquídeas son las más destacadas. En el exterior es posible encontrar también multitud de árboles referenciados con el nombre de la persona que los apadrinó, así como la fecha en la que se produjo.

Más recomendaciones: Excursiones, donde dormir, alquiler de coches . Síguenos en Telegram

También es posible olvidar su paseo marítimo, una zona muy animada con bares y chiringuitos donde se puede tomar algo. El paseo será muy ameno y agradable y mientras se puede observar la playa. También destaca su zona portuaria en el que se encuentra ubicado el barrio de los pescadores. Allí destaca un gran faro que data del siglo XIX. Además, es una oportunidad para poder pasear en barco. Luego como parada obligatoria hay que probar el plato típico de la Costa del Sol, los espetos. Estos se hacen a la brasa sobre barcas de arena en la playa. Continuando con la ruta, el antiguo mercado de abastos ahora reformado y moderno. Aquí encontrarás realmente un gastromercado que destaca por su cocina internacional junto con la cocina local. Una visita que no debe dejarse atrás.

Pero Málaga no es solo mar, también es montaña. Así que es posible realizar alguna actividad de senderismo. Estepona posee más de 174 kilómetros de paisajes naturales. La ruta podrás hacerla en bici, a caballo o a pie. Las alternativas son diversas y dependerán de las preferencias de cada uno para pasear. Una de las opciones más conocidas es el sendero de la subida al pico de los reales. Este tiene dos niveles uno por carretera que podrás hacer en coche. En el primer nivel se tendrá acceso a unas vistas excepcionales desde Los Reales de Sierra Bermeja, o Refugio de Agustín Lozano. El Segundo nivel se haría a través del sendero 168 que permite ascender hasta los 1452 metros sobre el nivel del mar. La temperatura en esta zona es más baja que en la costa por lo que será conveniente llevar algo de abrigo. Suele bajar en torno a 10 grados.

Desde Estepona también se puede ir a Málaga para conocer esta bonita ciudad. Se tarda aproximadamente una hora en coche, pero merece la pena. Pasear por todo el centro histórico es un placer ya que todas sus calles son peatonales. Paseando por el centro podrá visitarse el Castillo de Gibralfaro. Un hermoso edificio construido en el siglo XIV. Pasear por sus murallas ofrece una vista excepcional de toda la ciudad. Al este se encuentra la alcazaba, un recinto fortificado. En su interior se hallan estancias palaciegas. En la actualidad su espacio es más reducido, en el pasado contaba con murallas, torres y matacanas. En 1951 se descubriría a los pies de la alcazaba, el Teatro Romano de Málaga.

Es requisito pasear por la calle Larios puesto que es el eje principal de la ciudad. Esta conducirá hasta plaza de la Marina en el paseo marítimo, el lugar perfecto para descansar un poco los pies. Málaga es el lugar perfecto para aquellos que desean unas vacaciones tranquilas al sol, pero también la posibilidad de realizar actividades y visitar.



Otros artículos recomendados

No posts found.