Que comer en Estonia


Aspic

Nuestras recomendaciones

Esta comida es una versión de una sabrosa receta, muy común en América del norte, Asia o las naciones soviéticas. La versión de Estonia, al igual que su original, se sirve generalmente en ocasiones especiales, como bodas y otros eventos.

Se trata de una gelatina carnosa, que se prepara combinando carne, tomada de la parte de la pata del animal; la carne puede ser de ternera, cerdo, cordero o conejo. Después, junto a ingredientes como huevos, zanahorias, puerro o apio, se cocina lentamente hasta que se convierte en gelatina.

Arenque frito del Báltico

El arenque Báltico es un ingrediente muy presente en la gastronomía de Estonia; de hecho, es el pescado nacional de este país.

A pesar de que hay muchas recetas con el arenque del Báltico como protagonista, para saborearlo en todo su esplendor, lo mejor es elaborarlo al estilo estonio.

Más recomendaciones: Excursiones, donde dormir, alquiler de coches . Síguenos en Telegram


Su preparación es muy sencilla; basta con marinarlo y freirlo por los dos lados. Finalmente, se sirve acompañado de patatas hervidas. Este riquísimo plato es muy fácil de encontrar en cualquier restaurante de Estonia.

Calabaza en escabeche

La calabaza es muy valorada en Estonia; la receta más célebre que se prepara con este ingrediente en el país es la calabaza en escabeche.

La elaboración no es muy complicada; se trata de una calabaza, pelada y picada, que se añade a una mezcla de agua hirviendo, vinagre, jengibre, canela y más especias. Después, se deja que la calabaza hierva con todo durante una media hora y, posteriormente, se envasa en frascos; así se pueden conservar y guardar para tomar cuando se quiera.

La calabaza en escabeche generalmente se acompaña de una morcilla local llamada verikakk.

Otras cosas que puedes probar en Estonia

Vastlakukkel: En Estonia es tradición comer este bollo durante un día festivo, el Vastlakuklid (martes de carnaval; sin embargo, actualmente puede encontrarse durante el resto del año. En realidad, es un pan normal, pero relleno de una deliciosa crema batida, que es lo que le da un toque especial.

Verivorst: Una especie de morcilla que se toma como entrante; en su elaboración se utilizan cebada y otras especias. Primero se fríe, y después se pone al horno para que se acabe de cocinar. Para acompañarla se usan mermeladas de bayas rojas o salsa de arándanos.

Kama: Este alimento es muy típico del país, y, de hecho, es muy difícil encontrarlos en otro sitio. Se trata de una mezcla de harina de cebada tostada, guisante, avena y centeno. También se usa para hacer postres. Es muy común mezclarlo con cosas como kéfir o suero de leche. Todo un clásico de los desayunos estonios.

Mulgipuder: Sencillo de elaborar, y, a la vez, delicioso. Se prepara mezclando puré de patatas, un poco de mantequilla y una salsa con tocino.




Otros artículos recomendados