Ascensión al Turó de l’Home desde Mosqueroles


Para ir desde Barcelona al Parque del Montseny nos dirigimos a la estación de Clot, desde la que cogemos el tren que va dirección Girona, en 50 minutos aproximadamente llegamos a Sant Celoni. Una vez en Sant Celoni, al salir de la estación de tren, encontramos la parada del autobús.

Desde esta parada de autobús, podemos coger distintas destinaciones, una buena destinación puede ser la Ermita de Santa Fe del Montseny, y una vez ahí iniciar tu ruta. Otro destino interesante podría ser el pueblo de Montseny. En todo caso puedes consultar los horarios a través del siguiente enlace

Crónica de la ascensión al Turó de l’Home desde Mosqueroles

En nuestro caso, iniciamos nuestra ruta en Mosqueroles (400 metros), con una temperatura de -1 grados. Desde Mosqueroles, la cima del Turó de l’home queda a alrededor 14 kilómetros. La primera parte de ascensión es a través de un camino forestal. A medida que vamos subiendo va cambiando el paisaje.

A 800 metros, empieza a parecerse a Asturias o Euskadi, donde me encuentro con la primera persona, un pastor que iba con las vacas.

Poco más arriba me encuentro con un pequeño lago para los incendios que está totalmente congelado, por varias cosas más que veo, me quedo asombrado con la infraestructura que tienen montada para prevenir incendios. De momento, la nieve está cada vez más cerca, pero no llego nunca.

A 1100 metros empiezo a ver nieve, a 1200 el arcén del camino está totalmente lleno ya de nieve.

Llego a la carretera donde asombrado veo un ciclista entrenando, la carretera está con muuucho hielo, ¡¡que huevos tiene el tío!! Sigo para arriba por un camino que pienso que me permite acortar, poco a poco la nieve se multiplica hasta que llego a un momento en el que, debido a la nieve y a la pendiente, es muy dificil andar. Según el gps estoy a 150 metros de la carretera, pero no llega nunca. Tras una pequeña odisea y decenas de caidas consigo llegar a esta y sigo con el camino, quedan 4 kilómetros para llegar.

No soy el único loco que va por ahí, cosa que me tranquiliza, me acabo de encontrar a otro que bajaba y a un coche que subía para arriba. Queda poco, paso el parking que hay antes de la cima y, al rato, llego al último tramo. Parece que está hecho, pero este tramo se convierte en uno de los más duros, ya que la nieve me llega hasta más arriba de la rodilla.

Alto del Montseny nevado

Paso el observatorio y llego al punto geodésico desde donde puedo ver los otros picos míticos del Montseny, les Agüdes y el Matagalls. También desde aquí se observa el mar, y dicen, que cuando hay buena visibilidad, se ve Mallorca.

En el descenso, me encuentro con gente que viene de les Agudes, uno que va con la bici con el hielo etc,.. Desde luego, hay gente que está mucho peor que yo. En el descenso no paro de encontrarme a gente que sube, niños jugando en la nieve, un drone dando vueltas. Ya desaparecido el hielo, causante de multitud de resbalones, decido acabar la última parte de la ruta corriendo, ya que el tiempo se me echaba encima.

Al final han sido 31 km de ruta y 1300 de desnivel positivo, en poco más de 7 horas. Ha sido una matada, pero el esfuerzo ha merecido la pena.

A las 6 de la tarde cojo mi autobús que nos dejará en la estación de tren de Sant Celoni, desde la que se coge el tren que lleva a Barcelona.

Otras recomendaciones

 

Otros artículos recomendados