Visita a Rotterdam. Que ver y hacer en Rotterdam. Como llegar a Rotterdam desde Amsterdam


Te explico como llegar desde Amsterdam a Rotterdam, una opción es a través del tren, para ello nos dirigiríamos a la estación de Amsterdam Central y cogeríamos un tren con el que en alrededor de entre 40 minutos y una hora llegaríamos a Rotterdam, existe bastante frecuencia de trenes, puedes consultar los horarios aquí. Existen dos trenes, los Intercity, que son los rápidos y caros, y los Sprinter, que son algo más baratos.
Por otra parte, si no te gusta el tren, puedes ir a Rotterdam desde Amsterdam en autobús de forma más económica. El precio es de alrededor de 10 euros y puedes sacar el billete pinchando aquí. Se trata de un confortable autobús con wifi. 

Cuando termines el artículo te recomendamos echarle a un vistazo a Mercado de Rotterdam en imágenes  Rotterdam en imágenes  Rotterdam por la noche en imágenes 

Nuestra visita a Rotterdam. Que ver en Rotterdam

Kralingse Bos

No eres un buen holandés si no te mueves por la ciudad en bici y eso es lo que hicimos. Nos dejaron unas bicis y fuimos a Kralingse Bos, un gigantesco parque con un lago en medio, alrededor de ese lago había un camino por el que podíamos ir en bici. En la parte opuesta, nos encontramos con el primer molino que vemos en Holanda, por lo menos de cerca. Kralingse Bos se convierte en el primer punto que ver en Rotterdam. 

Otras recomentaciones 
         

    La circulación en bici en Holanda es muy cómoda, tienes tu carril bici y en los momentos que compartes calzada con los coches, en ningún momento te tratan de intimidan como en España. Supongo que habrá también habrá idiotas que lo hagan, pero vamos, no fue el caso. Sorprende también ver a una mujer de mediana edad, montada en bici, con sus dos hijos, uno delante y otro detrás. Por supuesto, ver a todo tipo de personas circular en bici.

    En algún momento nos encontramos con algo curioso, un estantería montada en mitad de la calle a modo de librería. La gente deja sus libros viejos y si hay a alguien que le interesa alguno lo coge.

    Mercado Central de Rotterdam

    Nuestra siguiente parada es el Mercado Central de Rotterdam, otra de las cosas que ver en Rotterdam. El edificio es gigantesco y espectacular, en la parte inferior se haya el mercado, y en los laterales del edificio hay viviendas, por lo visto muy caras. Dicho mercado tiene de todo, eso sí, a unos precios incompatibles  con un bolsillo español.

    Catedral de Rotterdam

    A escasos metros del Mercado Central, encontramos otra de las cosas que ver en Rotterdam. Se trata de la Catedral de Rotterdam. Dicha Catedral fue destruida durante los bombardeos de la II Guerra Mundial y reconstruida más adelante. Se trata de una Catedral de Gótico tardio y, hoy en día, el único edificio medieval que sigue en pie en Rotterdam.

    Casas cúbicas de Rotterdam

    Otra de las cosas que ver en Rotterdam son las famosas Casas Cúbicas, por lo visto, el que ha entrado dentro ha dicho que son un poco mareantes, también es cierto que no debe de ser muy práctico vivir en una casa y que por debajo de ella pase una cantidad considerable de coches. Eso sí, desde fuera son un puntazo, desde luego un arquitecto en Rotterdam se lo tiene que pasar pipa.

    Estación de tren de Rotterdam

    En lo que fuera una zona conflictiva de la ciudad antes de su construcción, hoy en día es un moderno edificio rodeado de rascacielos. En fin, otra de las cosas que ver en Rotterdam para los aficionados a la arquitectura.

    Puerto viejo de Rotterdam

    El puerto antiguo se ha convertido en un museo hecho con todos los barcos y cosas originales. Está al aire libre y lo mantienen en muy buen estado. Puedes pagar y entonces tienes acceso dentro de los barcos y caminas por los muelles o puedes no pagar, en este caso lo ves todo por un lateral y no puedes acceder…

    Fotos nocturnas de Rotterdam 5

    Cafeterías en Rotterdam

    Por la tarde, y después de comer una rica sopa de tomate y degustar un poquito de los quesos fuimos a dar una vuelta y entramos en una cafetería típica holandesa donde hacen unos pasteles de manzana buenísimos. Las cafeterías en Holanda son espectaculares, no tienen nada que ver con las que hay en España. Aquí suelen ser locales muy grandes donde está cuidado hasta el más mínimo detalle. Eso sí, con el frío que hace en la calle, es imprescindible entrar en alguna vez vez en cuando para entrar en calor. La fotografía que ponemos a continuación se trata del Café New York, era el punto desde el que los emigrantes holandeses partían hacia una vida mejor.

    Puente Euromast de Rotterdam

     

    Otros artículos recomendados