Que ver en la Costa Jurásica (Jurasic Coast) de Inglaterra


Nuestras recomendaciones

La Costa Jurásica de Inglaterra es una formación geológica natural declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se ubica al sur de Inglaterra. Concretamente sobre los condados de Dorset y Devon. Tiene una longitud de alrededor de 60 kilómetros, unidos por el Sendero de la Costa Sudoeste. El trayecto puede recorrerse en auto, a pie o en barco, las mejores alternativas para admirar y disfrutar de la riqueza que ofrece esta maravilla de la naturaleza.

Para iniciar el recorrido salimos de las Rocas del Viejo Harry, en Swanage, conformada por dos pilares rocosos que marcan el extremo oriental de la costa jurásica para dirigirse hasta el Punto Orcombe, con sus capas de barro rojo y arenisca que conforman el acantilado en Exmouth donde finaliza el trayecto.

Reconocida a nivel mundial por sus formaciones geológicas de increíble hermosura, con unas vistas panorámicas que quitan el aire y porque allí se han encontrado huellas de dinosaurios y variedad de restos fósiles.

Pasando por la zona de la Cueva de Lulworth, ensenada natural que ha sido formada por la erosión que produce el mar que la ha golpeado durante millones de años. Lugar de impresionante belleza. Formada por arcos que parecen hechos con un compás, produce la sensación de pequeñez en quien la visita.

Más recomendaciones: Excursiones, donde dormir, alquiler de coches . Síguenos en Telegram

Dirigirse hacia el oeste para visitar el Bosque de Fósiles a pie, puede ser un trayecto de más o menos una hora de ida y vuelta. Pero vale la pena el esfuerzo porque nos muestra la acción de la naturaleza durante ciento cincuenta millones de años, cuando el océano tuvo un descenso en su nivel permitiendo que emergieran islas del fondo en las que creció un bosque tropical que fue desapareciendo con el tiempo bajo capas de sedimentos. Incluso el recorrido tiene su emoción, pues para ingresar hay que pasar por un campo de tiro del ejército británico. Para cruzar con seguridad hay que cerciorarse de que no se encuentre izada la bandera roja que prohíbe el acceso.

Retomando el camino, vamos al Oeste, para encontrar otra formación llamada el Agujero de la Escalera, donde se pueden observar tres tipos de roca distinta que con el pasar de millones de años han formado tres calas y varias cuevas.

Ascendiendo un poco vamos hasta el acantilado, desde donde se puede tener una vista casi aérea de la Cueva de Lulworth frente al cual vemos el Camino de la Costa Jurásica con subidas y bajadas hasta el horizonte que alcanza la vista.

Virando a la izquierda podemos encontrar la cala que vimos desde arriba llamada Hombre de Guerra, serie de ensenadas que forman una playa bastante curiosa.

Y del otro lado, nos podemos deleitar con un arco rocoso espectacular llamado la Puerta de Durdle, que se erige como si fuera una puerta simbólica, que da entrada a lo que antiguamente eran tres calas y que por la erosión y el paso del tiempo ahora forman una única playa que se llena de gente que acude a tomar el sol durante el verano.

Mención aparte se puede hacer de la Playa de Chesil, que dicen contiene ciento ochenta millones de guijarros, no sé si los han contado, provenientes de distintos orígenes, pulidos y redondeados por el paciente mar.

La Costa Jurásica ofrece variedad de posibilidades para disfrutarla, perder el aliento con su inmensidad, sentir la grandeza de la naturaleza y asombrarse desde cualquier ángulo por la magnificencia de las formaciones rocosas talladas pacientemente por el viento, el agua y el tiempo, encontrar fósiles de amonitas, toda una aventura.


Otros consejos de viaje



Otros artículos recomendados

No se han encontrado entradas.